Lavandería


 

La recogida de ropa sucia se realiza en jaulas, diariamente en el lugar y hora que indique el cliente. Una vez en la lavandería, se pesan las jaulas por cliente y se procede a la selección y separación de las prendas, con la finalidad de detectar la presencia de objetos que puedan dañar las prendas la maquinaria, además de agrupar la ropa según: sábanas, toallas, mantelería, colchas, mantas, etc.

La cuidadosa selección de la ropa garantiza el mejor tratamiento para cada tipo de prendas proporcionando un resultado óptimo
Defualt 3